SIMULA DIF GUADALAJARA NEGOCIACIÓN CON TRABAJADORES SINDICALIZADOS, «FALSAS PROMESAS» A CAMBIO DE LOS DESISTIMIENTOS: SIDEDIF

La nueva estrategia utilizada por funcionarios del DIF Guadalajara para imponerse y someter a los trabajadores que defienden sus derechos humanos y laborales, es ahora por medio del delito de la coacción, ya que a través de la Dirección de Recursos Humanos, buscan a los trabajadores que han sido cesados, para ofrecerles un nuevo contrato de trabajo a cambio de que se desistan de las demandas.

Esta denuncia la han hecho los mismos trabajadores, algunos de los cuales incluso han cedido a las pretensiones marcadas desde la Dirección General del DIF tapatío, y han aceptado firmar un nuevo contrato de trabajo temporal, a cambio de desistirse de las demandas que han entablado en contra del organismo público descentralizado ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

Desde el 15 de agosto del 2021 a la fecha, se han interpuesto casi 200 demandas de trabajadores, algunos de los cuales son en doble sentido, es decir por un lado demandaron el despido injustificado, pero por otro demandan la estabilidad en el empleo, es decir su basificación, en virtud de que ya cumplen con los requisitos de ley para obtenerla.

A sabiendas de que esto último le ocasionaría un conflicto importante al propio DIF, han echado mano del delito de la coacción, para buscar que el trabajador se desista de las querellas, a cambio de contratarlo de manera temporal.

Por cierto, en muchos de los casos, la necesidad ha orillado a algunos trabajadores a aceptar el ofrecimiento de las autoridades, prácticamente en contra de su voluntad, ya que habrá que recordar que el delito de la coacción se define como: “El delito de coacciones o la coacción, es un delito contra la libertad individual que consiste en utilizar la violencia para impedir a una persona que haga algo que no está prohibido por la ley o para obligarle a hacer algo que no quiere, sea justo o injusto”.

De ello se ha inconformado ya la secretaria general del Sindicato Democrático del DIF (SideDIF), Martha Elia Naranjo Sánchez, ante las autoridades laborales, lo mismo que ante regidores y diputados; en tanto que a sus propios compañeros cesados les ha hecho saber que esta estrategia los mismos funcionarios la han utilizado ya en el ayuntamiento de Zapopan.

Particularmente se refirió a un grupo de empleados de Aseo Público zapopano, que demandaron al ayuntamiento y después de dos años aceptaron la invitación de reintegrarse a las labores con un contrato temporal, a cambio de desistirse de las demandas; así lo hicieron y dos meses después de a ver regresado a laborar, de nueva cuenta fueron despedidos y ahora sí ya nada pueden hacer para exigir el derecho que tenían a la basificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: