UNA REPÚBLICA QUE, SOLAMENTE DERROCHA Y LLORA

Por: Dr. Luis Octavio Cotero Bernal
Director del Observatorio Académico de Justicia y Seguridad Pública de la División de Estudios Jurídicos De la Universidad de Guadalajara.

Es innegable nuestro actual escenario social, un país en el que nuestros actuales mandatarios, sólo derrochan el recurso económico para cumplir caprichos y berrinches de uno que otro personaje, abonando con ello a la impunidad y al fortalecimiento de la corrupción, sin que lo anterior conlleve beneficio alguno en favor de la sociedad.

Cuando se trata de hablar de la procuración y la administración de justicia, nuestra realidad no es menos gravosa, pues el titular del ejecutivo federal, estila exhibir su supina ignorancia de una manera espléndida, lo que un jefe de estado no debería permitirse, pues su proceder, sólo viene a ridiculizarnos como país.

México cuenta con diversas instituciones, resultado de la sangre derramada de hombres que nos dieron patria; sin embargo, desde hace ya varias administraciones, el Congreso de la Unión se ha caracterizado por ser una institución carente de honor, lealtad y dignidad.

El Poder Judicial Federal por su parte, presidido por un presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sometidos, cínico y desvergonzado, quien constantemente traiciona a la patria y pareciera que, el pueblo en todos sus sectores, solamente llora y se lamenta, pero poco o nada decoroso hace para restablecer el orden constitucional que un día México alcanzó con tanto sacrificio para rectificar el rumbo, rumbo que en la administración actual no existe.

Para nosotros los jaliscienses, aquí en nuestra patria chica, el estado de Jalisco, en el que el gobierno de igual manera se ha dedicado a derrochar en obra pública y esta administración se ha caracterizado por la designación de servidores públicos, quienes únicamente se han dedicado a medrar con el erario público, pero el colmo de esta administración es la ignorancia y su falta de calidad moral, tal y como lo demostraron la semana pasada en la última sesión del Consejo de la caricatura, donde uno de sus integrantes, actuando erróneamente, teniendo la creencia de que formaba parte de un consejo integrado por hombres y mujeres, al solicitar tiempo para verificar el currículo de uno de los jueces, nombrado en esa sesión, petición que no le concedieron, no obstante que ello no cambiaría el sentido de la decisión que ya habían tomado; esto es, , no les causaba ningún perjuicio, concederle la tolerancia que solicitaba, únicamente para que el interesado emitiera su opinión, atendiendo a que, eran mayoría, por lo que, un solo voto opuesto, no iba a cambiar el sentido del nombramiento designado.

Han sido tres años en los que, actual administración se fortaleciendo en la corrupción y la impunidad, pues la actual es una administración incongruente, sensible, inmoral, aún si se trata de instituciones dedicadas a la procuración y administración de la justicia, por lo que a la sociedad jalisciense no le queda otra alternativa que, llorar su dolor, pues desafortunadamente día con día se agrava nuestra realidad social por todos los rincones de nuestro estado.

Aunque nuestras autoridades se atreven a mentir, respecto a compartir información falsa, alejada de la realidad que padecemos, pues la semana pasada, un grupo de personas sensibles, dignas y valientes, quienes no tienen el compromiso de cuidar intereses de terceros, exhibieron de la forma más ridícula a las autoridades jaliscienses, quienes siempre han mostrado un evidente desinterés para cumplir con su deber y ellas en menos de una semana, encontraron varias fosas clandestinas en los que fueron enterrados restos humanos y por el contrario, esa institución estatal que tanto nos cuesta, no ha logrado encontrar, derivado de alguna investigación seria, una sola fosa.

Es hora que, tanto los colectivos como los ciudadanos, vayamos a los tribunales internacionales a denunciar el estado de derecho desierto de los gobiernos federal y estatal, quienes sólo optan por la indiferencia, no obstante que, se han declarado sabedores de que la delincuencia organizada se ha infiltrado en todas las instituciones de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: