EN JALISCO LOS LÍDERES DEL SNTE SON COMO EL ACEITE Y EL AGUA

«Con la Secretaría de Educación Jalisco, las relaciones laborales y la colaboración educativa van juntas, pero no revueltas»

Por: Jaime Navarro Saras*

Desde que obtuvieron el triunfo en las elecciones sindicales inéditas del pasado octubre, tanto Leonel Mayorga como Ilich González, secretarios generales de las Secciones 16 y 47 del SNTE Jalisco, han aparecido en diferentes eventos y actividades locales y nacionales representando a su gremio, a esta etapa inicial se le conoce como la luna de miel debido a que todo es novedad, lo cual sirve para calentar motores y con ello poder aguantar el ritmo durante los 4 años que durará su gestión, estuvieron, entre otros espacios, con el secretario de educación Juan Carlos Flores Miramontes para presentarse como los entes negociadores del SNTE local, además de ir a Recrea Academy para que el gobernador Alfaro los presentara a la comunidad y poder recibir los aplausos de miles de docentes que asistieron a la fiesta de la SEJ, también se dieron una vuelta por la Ciudad de México a presentarse ante Alfonso Cepeda Salas y recibir la bendición del mandamás principal del SNTE Nacional y dos meses después marchar desde Paseo de la Reforma hasta el Zócalo en apoyo al presidente López Obrador por sus cuatro años de gobierno y por indicaciones del secretario Cepeda Salas.

En fin, actividades sociales ha habido por montones y eso habla bien de ambos secretarios en cuanto a cuidar las relaciones públicas y así poder mantener activa su figura para ser reconocidos por propios y extraños, que de seguro así será hasta que terminen las actividades escolares del 2022, en cambio, a partir de enero se tendrán que poner las pilas para reordenar las cosas que no hicieron sus antecesores o las deudas o pendientes laborales como la falta de pagos, los procesos de asignación de plazas truncos, las plazas faltantes en las escuelas, los temas de recategorización y asignación de horas en educación superior, las plazas administrativas, de intendencia y de servicios no asignadas, en fin, chamba hay y mucha, el tema es por dónde empezar para no dejar nada pendiente y seguir escuchando la frase tan desgastada de la SEJ: EL PROBLEMA ESTÁ EN LA CIUDAD DE MÉXICO.

Es muy importante, para no perder el rumbo y el sentido de ambas Secciones, que el trabajo que realizan sus secretarios Leonel e Ilich no es una extensión o una oficina del gobierno de Jalisco ni de la SEJ, que tampoco fueron elegidos por la ciudadanía del estado, sino por trabajadores de la educación jubilados y en activo que pagan o pagaron sus cuotas puntualmente y quincena a quincena, por lo tanto, se deben a éstos en cuanto a derechos y obligaciones laborales con el patrón-gobierno.
2023 será un año de exigencias por tantas cosas que se han dejado de hacer en la relación SEJ-SNTE, la cual ha ido de mal en peor y el gran perdedor ha sido quien representa al magisterio, antaño no era así, en ese entonces los secretarios generales negociaban directamente con el gobernador del estado y en el caso del SNTE nacional con el gobierno de la república, en tanto, es urgente la recuperación de la imagen y una representación que pese en las negociaciones laborales y no sólo en las plazas no docentes que hay que repartirse.

Esperemos pues, que las cosas mejoren, que las escuelas tengan su personal completo para que en lo sucesivo se pase de una relación laboral sana a una colaboración educativa conjunta entre la SEJ y las Secciones 16 y 47 del SNTE Jalisco, lo que no es deseable es que permanezcamos tal como estamos y donde los vicios se sigan repitiendo sin que nadie se inmute, ni en la Torre de Educación o en las Oficinas Centrales de la SEJ en Zapopan, como tampoco en ambas secciones sindicales del SNTE Jalisco, en fin, son los deseos iniciales de esta Navidad.

*Editor de la Revista [email protected] [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: