¿HASTA CUANDO CON ESTAS AUTORIDADES?

Por: Dr. Luis Octavio Cotero Bernal
Director del Observatorio Académico de Justicia y Seguridad Pública de la División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara.

Para todo abogado bien nacido, la realidad del estado de derecho que impera en nuestro estado y en todo nuestro país es totalmente desastroso, pues inclusive con los ojos tapados, al lugar a donde apuntemos con nuestro índice, ahí encontramos el reflejo de la sociedad descompuesta de la que somos parte.

Todos contribuimos en la composición y en la descomposición de esta hermosa patria, la casa común que el Creador nos dio como lugar para nacer, creer e inclusive para muchos de nosotros será nuestra última morada; sin embargo, desde hace varios años, pareciera que la humanidad, tenemos como único propósito, destruirla hasta acabar con ella.

Cuando hablamos de aspectos, factores o situaciones que contribuyen al detrimento de nuestra casa común, nos encontramos con una extensa lista de factores que, amenazan nuestro medio ambiente, como lo viene a ser: el impacto atmosférico, la contaminación de los ecosistemas, la deforestación, el uso de químicos y pesticidas, el mal procesamiento de los desechos, el uso irracional de los recursos naturales, por citar sólo algunos; sin embargo, también existen otras acciones, mediante las cuales se causa un daño irreversible a nuestra casa común, pero en mayor perjuicio hacia nosotros, sus principales moradores.

El crimen organizado ha causado un grave daño a todo nuestro país, al grado tal de afectar a sus habitantes, sus instituciones y en sí, a todos los ámbitos de la vida nacional, en los que desde luego se encuentra inmerso directamente el factor económico.

Por otro lado, y no menos preocupante son, las consecuencias resultado de la delincuencia que, impera a lo largo y ancho del país, entre las que encontramos la desintegración familiar, el desequilibrio mental, el desempleo, la violencia familiar, la pobreza, la deserción escolar, las adicciones, etc. etc. etc.

La forma de operar de la delincuencia organizada actualmente se caracteriza por crímenes crueles, sanguinarios, cometidos inclusive en perjuicio de menores de edad, inclusive de infantes. quienes recién comenzaban a escribir su historia y sólo contaban con un par de añitos. Se perdió el respeto por la familia, por los niños, por las mujeres, por la tercera edad… perdimos además el rumbo como sociedad, como estado, como país.

No obstante que, nuestro escenario social es por demás alarmante, tenemos un dirigente nacional ocupado en ser el estelar matutino de lunes a viernes, espacio que utiliza para tratar de convencer al pueblo de México de que, gracias a él, vamos bien. Tenemos por presidente a uno personaje que, se ocupa en mostrar al pueblo de México, el salario que, a decir de él, percibe un profesionista dedicado al periodismo, ignorando el clima de violencia que ha venido imperando contra la prensa, pues en lo que va del año, cinco periodistas han sido asesinados en México.

Temas como la economía, la inseguridad, la pobreza, las desapariciones forzadas, la corrupción, los asesinatos, la falta de empleo, la falta de procuración y administración de justicia, son algunos de los temas que, realmente interesan a los mexicanos, pero que, lamentablemente son precisamente los temas menos atractivos para las autoridades de los tres niveles de gobierno, pues no son parte de la agenda inmediata en aras de revertir aunque sea gradualmente, el estado que actualmente prevalece y causa severos perjuicios a toda la sociedad.

La actual administración federal ha pasado por alto que, cuando se posee talento, creatividad o un poco de suerte, se puede llegar a obtener cualquier cantidad de dinero de manera lícita y si no fuera el caso, primero se debe tener la certeza de que, el recurso económico se obtiene ilícitamente y entonces denunciar el hecho ilícito ante la autoridad competente para que, aquella proceda conforme a derecho corresponda.

En la actual administración pública federal, basta ser presidente de la república para hacer uso de los recursos públicos y abordar una temática, pero desde una perspectiva y matiz más bien personal, lo que desde luego trae aparejado violentar la normatividad relacionada con la protección de datos personales, de cuyo contenido se desprende que, todo tratamiento de datos personales que se efectúe, deberá estar justificado por finalidades concretas, lícitas, explícitas y legítimas; o bien, se podrá tratar datos personales para finalidades distintas a aquellas establecidas en la ley, siempre y cuando cuente con atribuciones conferidas en la ley y medie el consentimiento del titular.

El proceder del titular del ejecutivo federal, al exhibir los supuestos ingresos económicos que recibe uno de los periodistas más críticos de su administración, conlleva poner en riesgo a los familiares directos del profesionista y teniendo claro que, ni usted ni yo estamos exentos de ser víctima de los abusos desplegados por esta administración, de ahí que me pregunte y le pregunte amigo lector ¿hasta cuándo toleraremos a este personaje?

Es urgente que todos los mexicanos pongamos atención, no sólo en los temas que, trae a escena el presidente de la república, sino el contexto en el que los sitúa, porque ante los excesos y abusos que no se limitan al ejecutivo nacional, hay otra realidad igual de preocupante: la procuración y administración de justicia simulada a la que le apuestan los tres niveles de gobierno, adjetivo que por sí sola la vuelve inexistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: