EY TÚ, USTED, SI USTED

Hagamos un trato, si accede a leer lo que tengo que decir, le contaré sobre su futuro.
Prometo ser breve, sólo me han permitido unas cuantas palabras, así que no me puedo extender tanto.

¿Sigue conmigo? ¡Fantástico! Antes que nada, tiene que saber que vengo del futuro. Es en serio, lo estoy.

Bien, no me crea, prefiero que no lo haga, pero sígame la corriente por un momento y use su imaginación.
¿De acuerdo?

Pues bien, cuando viajé al futuro me dieron dos opciones para regresar al presente y corregir mis errores, la primera opción era simple, continuar con lo que sea que ya hacia adelante, dejando el pasado atrás, esta era la opción útil, a pesar que no te dicen que es lo que sigue, tú la construyes diferente.

La segunda opción es más complicada, así que te dan más detalles, básicamente funciona de esta manera:
Se me otorgaría cierta cantidad de influencia para que la usara en lo que me pareciera más adecuado a lo largo de la vida de un ser querido,
podría susurrar en su oído, dándole pequeños alientos y destellos de intuición, como al ver en una línea del tiempo, se me permitiría contemplar toda existencia de la vida del ser querido, conocerías todas sus posibilidades más luminosas y oscuras.

Luego, podría invertir mi influencia ya sea para incrementar sus bendiciones o para ayudar a que evitara tragedias devastadoras en el futuro.

Si, sería como un ángel guardián del tiempo. ¿Buen trato, ¿no? ¡Pues no!

Hay una trampa. Dado que el amor requiere sacrificio, si decides convertirte en un guardián del tiempo para tus seres queridos.
tu vida anterior será eliminada, no sólo serás olvidado, sino que,¡ nunca habrás existido! , esto se hace para evitar complicaciones , con ventajas injustas , pues tus hijos y nietos habrán nacido de seres diferentes. .

Pero muy pocos viajeros del tiempo hacen este sacrificio, la mayoría de los viajeros, quieren creer que nuestras vidas pasadas importaron, incluso, si sólo fue así para nuestros seres queridos.

¡Diantres!, incluso si tu vida fue principalmente una lucha, al menos puede decirse que fue tu lucha.

Decidir convertirte en un guardián amoroso, significa que nada de lo que llegaste a lograr, aprender o soportar habrá importado.

Si, cualquiera que diga que es un sacrificio fácil a cambio de bendecir a tus seres queridos, es un tonto.

Pero, ¿y qué?, ya no estás, ni existes en esta dimensión, por lo menos no en la dimensión de los que decidieron olvidarte.

Pero usted, estoy segura que puede imaginar la cantidad extraordinaria de amor que se requiere convertirse en un guardián de tus seres queridos para mirarles solamente en una línea del tiempo, en la que no se permite verles, ni escucharles, ni tocarles y sólo te muestran fragmentos divididos de su tiempo, en unas cuantas grabaciones de voz y en unas tantas fotografías.

Sólo imagínelo, borrar todo lo que fuiste alguna vez, por una persona que nunca te conoció realmente a pesar del amor infinito que le diste, y haces que te vuelvas un perfecto desconocido …

Ahora imagínese un guardián que haya sacrificado tanto y luego revise su futuro para encontrar su experiencia más oscura, esa que lanzará en un agujero de dolor y desesperación infinita al sentirse como la vida lo vuelve un espectador solamente de los seres que amas y que serás un guardián aligerando sus pasos y convirtiéndote en un susurro.

Imaginar que ha gastado toda su influencia, en 648 palabras, solo para susurrar una advertencia útil en su oído.

¿Puede imaginarse eso?

Yo sí, decidí hacerme invisible y venir al futuro sólo para susurrar a mis seres amados, cuantos les amo y les protejo, aunque no me permitan verlos.

Después de todo, para el verdadero amor no hay tiempo, ni distancia, aunque sólo nos hayamos convertido, en un susurro del tiempo en 648 palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: