UNA IGNORANCIA SUPINA

Por: Dr. Luis Octavio Cotero Bernal*

A partir de que, fue nombrada como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Ministra, Norma Lucía Piña Hernández, el presidente de la república, ha expresado ante los medios de comunicación que, los actos de ilegalidad se han agravado, porque, a través de los tribunales se ha incrementado la corrupción, lo que, conlleva un retroceso a partir de su llegada a dicho cargo.
Me atrevo a suponer que, es la ignorancia supina jurídica (entre otras) del presidente de la república, la que, lo hace expresarse en ese sentido.
El presidente debería tener claro que, acorde a sus facultades y funciones, como titular del poder ejecutivo, no debería descalificar a los otros dos poderes, sólo porque, la actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no es uno de sus títeres.
El presidente pretendía que, quien preside actualmente la suprema corte, continuara con la práctica del anterior presidente del máximo tribunal de justicia, cuya presencia era una constante en el palacio nacional, pues ahí recibía las instrucciones a seguir y si de obedecer se trata, ahí tenemos al Congreso de la Unión que, con su mentado plan b, el mismo que cacaraquean cada que, tienen oportunidad, porque en el senado, al contar con la mayoría de chairos, ratificarán sin siquiera cuestionar, lo que, los chairos diputados ya le aprobaron al presidente de la república.
Desgraciadamente la reforma a la que, me refiero, tiene que ver con el sistema electoral que, dicho sea de paso, mucho nos ha costado a los ciudadanos y, en el que, a partir de la reforma, cualquier servidor público va a poder participar en los procesos electorales, tal cual se hacía hace algunos años, allá por mil novecientos ochenta y ocho.
Habrá que, prepararnos para una nueva imposición ahora en materia electoral, ya sea de gobernadores, de presidentes municipales, de senadores y por supuesto, la imposición del presidente de la república.
Es realmente preocupante el proceder del presidente de la república, sobre todo, esa práctica que, ejerce para denostar a quienes se atreven a opinar, acerca de las diversas barbaridades que, comete diariamente, así como mentir diariamente.
El pasado acerca de la vida política del país, suele ser un tema que, el presidente de la república usa para referirse a los diversos ex presidentes de la república; sin embargo, en lo que, a mi memoria respecta, yo no recuerdo a un presidente tan cínico como él, tan mentiroso, tan irreverente, bajo el lema de que, el cargo que, actualmente lo ocupa, se lo impuso el pueblo sabio.
Es hora de que, todos los aspirantes a los cargos electorales del 2024, se concienticen sobre el civismo hacía con los suyos, hacía con la sociedad, hacia consigo mismos y que, su máxima aspiración sea servir realmente al pueblo.
Urge que, todos los ciudadanos tomemos conciencia de nuestra realidad jurídica actual y venidera.

*Director del Observatorio Académico de Justicia y Seguridad Pública de la División de Estudios Jurídicos de la Universidad de Guadalajara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: