TELE PRESENCIA VIRTUAL PARA VIAJAR

(TURISMO DE TELEPRESENCIA)

“La mente humana está capacitada -casi con naturalidad- para expandirse en el espacio”.

Con el crecimiento paralelo de los servicios computacionales en la nube, la realidad aumentada y la realidad virtual, así como la telepresencia, llevarán a los viajes a otro nivel en este siglo XXI.

La Telepresencia, término creado por el científico Marvin Minsky, significa presencia remota y es un medio que proporciona a la persona la sensación de estar físicamente en otro lugar por medio de una escena creada por ordenador, pero va más allá.

Esta tecnología permite ‘transportar’ a una persona de un espacio físico a otro, a través de una red de telecomunicaciones, logrando acceder y experimentar lugares como si realmente estuviésemos presentes, dotándolos de una presencia virtual a los que amamos viajar.

Pero esta maravilla tecnológica, la Telepresencia virtual, no sólo aporta la información visual, sino que además ya es factible navegar y moverse por el lugar turístico como si el usuario estuviera presente en dicho sitio, logrando viajar a sitios lejanos por medio de la telepresencia remota.

UN ROBOT QUE TE HACE VIAJAR

Este dispositivo desarrollado por un grupo de jóvenes especialistas de la India, dos estudiantes que se graduaron de VR Siddartha Engineering College en Kanuru, India, han creado un robot de telepresencia virtual que permite a los usuarios ver lo que está sucediendo en una ubicación remota como si realmente estuviéramos allí.

Según sus creadores, la gran ventaja del nuevo robot es su experiencia de uso: logra que la persona se sienta como si estuviera presente en el lugar monitoreado, ya que la cámara a bordo del robot se mueve de acuerdo con los movimientos de la cabeza del usuario.

Este recurso turístico permite ver el entorno en realidad virtual como si realmente se estuviera recorriendo un camino y navegando más allá de los confines territoriales de cada país.

El objetivo principal del estudio reciente de Mani Babu, Krishna y Prudhvi era permitir a los usuarios ver en tiempo real lo que está sucediendo en lugares remotos. Para lograr esto, crearon un robot con una cámara incorporada y capacidades de Wi-Fi, que captura videos y permite a los usuarios verlos instantáneamente en su teléfono inteligente, en un navegador de Internet o mediante auriculares de realidad virtual (VR).

EMPEZANDO POR EL PRINCIPIO

¿Qué es un robot de telepresencia?

Un robot de telepresencia puede considerarse como una extensión a las video llamadas, donde la computadora remota está ubicada dentro de un robot móvil.

Según sus creadores, la gran ventaja del nuevo robot es su experiencia de uso: logra que la persona se sienta como si estuviera presente en el lugar destino al que se desea viajar.

“VIAJAR” CON TELEPRESENCIA

Es fácil si deseas viajar con Telepresencia.

Cada detalle capturado por la cámara incorporada al dispositivo se puede transmitir directamente al teléfono inteligente del viajero. Con el complemento de una caja de realidad virtual o de un auricular con la misma tecnología, la experiencia puede volverse incluso más real e inmersiva. Si a esto le sumamos la posibilidad de manejar las imágenes con los movimientos de nuestra cabeza, podría decirse que el dispositivo se transforma en una verdadera “extensión” del cuerpo del viajero.

Sin embargo mucho hay de confusión en los aspectos viajeros cuando se habla de Telepresencia, realidad virtual y realidad aumentada.

DIFERENCIAS ENTRE REALIDADES Y TELEPRESENCIA

La realidad aumentada es la mezcla o interacción entre el mundo real y el digital. Está al alcance de la mano mediante un celular o una tableta o lentes de RA. Esta tecnología permite ser consciente de lo que sucede a tu alrededor mientras ves capas de contenido gráfico superpuesto al mundo real.

Por otro lado, la realidad virtual crea artificialmente un mundo nuevo aislado del mundo real. En este sentido, la RV replica un entorno real o imaginario y le proporciona al usuario una experiencia de inmersión total en un mundo inexistente.

La diferencia entre realidad virtual y Telepresencia puede aclararse todavía más si se comparan los procesos de estas dos modernas tecnologías.

La realidad virtual se apoya en el poder de la ilusión para dar al observador la sensación de estar realmente en un mundo sintético. La realidad virtual hace perceptivamente real lo que de hecho sólo tiene una existencia virtual (es decir, digital).

Por el contrario, la Telepresencia transporta a un individuo de un espacio físico a otro, a menudo a través de una conexión de telecomunicaciones. Las telecomunicaciones y la robótica pueden unir la transmisión y la recepción de señales de control de movimiento con la comunicación (feedback) audiovisual, táctil y de fuerza.

La Telepresencia virtualiza algo que en realidad tiene una presencia física y tangible por eso es de vital importancia en el turismo .

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LA TELEPRESENCIA

Como concepto, la Telepresencia comenzó en la década de 1990. El científico Marvin Minsky sostenía en una conferencia en 1995 que en realidad todos los seres humanos somos telepresentes, nuestro cuerpo no es otra cosa que una extensión sensorial y mecánica de nuestra mente, desde donde salen y llegan los estímulos remotos. Es desde la mente, desde donde manejamos nuestros brazos y órganos, de la misma manera que el operador de una grúa de última generación puede mover desde kilómetros de distancia el brazo mecánico. Según esa conferencia de Minsky, extendiendo las fuentes de estímulos en el espacio (ojos lejanos, tacto remoto) la mente humana está capacitada -casi con naturalidad- para expandirse en el espacio.

CONCLUYENDO

La Telepresencia proporciona innumerables ventajas desde el primer día, tanto a la compañía como a los profesionales turísticos que la forman, tales como: Reducir los costes económicos en viajes, y alojamientos. Facilita la gestión global del turista, permitiéndole “estar presente” en varios países simultáneamente.

Estimula una nueva cultura turística para las agencias de viajes.

Al paso que avanza la tecnología, en un futuro no muy lejano, se podrá utilizar la Telepresencia para visitar los sitios arqueológicos sin dañarlos, o para hacer viajes a regiones distantes a veces inaccesibles por los costos o las distancias.

Gracias a la Telepresencia será posible establecer comunicaciones en las que podremos enviar nuestra imagen y el entorno que la rodea para que parezca que compartimos el mismo espacio con los interlocutores del otro lado.

Aunque la técnica aún tiene que perfeccionarse, supone un paso muy importante para el turismo naciente del siglo XXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: