PERCEPCIÓN EXTRA EMPRESARIAL TAPATÍA

centro historico gdl
Presidente de la Asociación de Empresarios del Centro Histórico de Guadalajara, Sergio Carrillo.

Dice una antigua conseja popular, «todo depende del cristal con que se observa», la frase dice, «un vaso medio lleno o medio vacío»; y esto es precisamente lo que marca diferencias en una sociedad moderna como la tapatía del siglo XXI.

La mañana de este jueves, algunos medios de comunicación fuimos testigo de la importancia que representa para las nuevas generaciones de empresarios del Centro Histórico de Guadalajara, (comerciantes establecidos), ensalzar, vanagloriar y aplaudir incondicionalmente a personajes del servicio público municipal tapatío, algo que uno de los principales fundadores de esta organización, el finado Don Carlos Hernández Muñíz, nunca hubiera ni siquiera insinuado.

Aquel hombre de convicciones firmes, que dirigió a los COMERCIANTES de verdad, los que dieron origen a una agrupación congruente con las necesidades de una ciudad importante, para una gama diversa de actividades, culturales, comerciales, turísticas, artísticas, populares; y quien no solamente veía las necesidades y las carencias de sus colegas, sino que además, apoyado de un equipo multidisciplinario, desarrollaba propuestas dirigidas a la consolidación de políticas públicas, encaminadas al mejoramiento de la vida diaria de quienes por algún motivo interactuaba en el centro de la ciudad.

Respetado por muchos, «Don Carlos», como le llamaban en los despachos del Gobernador y los presidentes municipales en turno, tenía la autoridad moral requerida para confrontar con argumentos sólidos, la mayoría de señalamientos que la sociedad tapatía le participaba, convirtiéndose en un portavoz con peso específico ante las autoridades, un hombre congruente y respetado, muy diferente a las nuevas generaciones de jóvenes empresarios, que desconocen los orígenes de agrupaciones como la Asociación de Empresarios del Centro Histórico de Guadalajara.

El actual presidente de esta asociación civil, Sergio Carrillo, es quizá un joven comerciante que al tomar las riendas de los comerciantes aglutinados (alrededor de 180) en esta asociación, ignora la historia que sus antecesores realizaron para mantener la congruencia y dignidad por la actividad comercial en la capital jalisciense.

El joven presidente Carrillo, en lugar de proponer con argumentos, simplemente externa percepciones, y ante esto, pues la inseguridad que todo mundo reprocha, él la minimiza; dejando en claro que es más importante «quedar bien» con autoridades, otorgándoles reconocimientos, aplausos, flores e incienso.

Ante sus representados que acudieron al llamado en un conocido hotel de la capital tapatía, en lo que así mismo denominan «evaluación de mesas de trabajo», escenario que sirvió para aplaudir a «JuanPa» (expresión de familiaridad) con que se dirigió al Comisario de Seguridad Pública Municipal (señalado por cuestiones dudosas y aún investigado), integrado a otros funcionarios municipales en el selecto presidium (todos en representación de los de mayor nivel).

Para esta representatividad empresarial del centro histórico, la PERCEPCIÓN es y continuará siendo, NO TAN LACERANTE, los robos que todos los días sufren los tapatíos a causa de moto ratones, cristalazos en vehículos, asaltos y despojos de pertenencias, solamente son de percepción; la belleza del centro histórico va de la mano con la percepción que los empresarios tienen en contra de la INDIGENCIA, el COMERCIO informal y los operativos aplicados para erradicarlos sistemáticamente.

Con esta PERCEPCIÓN, la nueva generación de comerciantes en el centro de Guadalajara, otorgaron reconocimientos a la policía de la ciudad, porque su presencia en el centro es mayor, con más unidades, más elementos; en su lógica eso es suficiente para que la realidad sea superada por la PERCEPCIÓN (una especie de espejismo) que aseguran, está funcionando.

Sus enemigos son, según lo externó, los indigentes, los comerciantes informales (muchos de ellos) que realizan otro tipo de actividades como halconear y vender productos de dudosa procedencia, lo cierto es qué, en el polígono que asegura el presidente de esta asociación, (le interesa) Federalismo hacia el poniente, la Calzada Independencia hacia el oriente, Niños Héroes al sur y Jesús García al  norte, no es como quienes han sido víctima de la inseguridad, dicen que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: