UNA SOCIEDAD AUTÓMATA Y SIN RUMBO

Por: Dr. Luis Octavio Cotero Bernal
Director del Observatorio Académico de Justicia y Seguridad Pública de la División de Estudios Jurídicos
de la Universidad de Guadalajara.

Se dice que el autómata es una persona sin voluntad propia que se deja manipular por otra y es innegable que este país se encuentra en esa condición ya que el negarlo sería una necedad frente a la realidad que vivimos cotidianamente, tanto por el Presidente de la República, en lo que se refiere al país en general y a lo en que en Jalisco, se acumula la manipulación arbitraria, desmedida, irrespetuosa, deshonesta, incongruente, cínica.

Es deleznable la manipulación del gobierno mexicano por un individuo visiblemente inculto, mal educado, mal orientado, irrespetuoso, mentiroso, incongruente, por sobre todo, desleal, con aquellos a quienes ha prometido, durante casi veinte años a la fecha, que haría todo lo mejor, por todos y cada uno de los que integramos esta sociedad, pues juro ante quienes legalmente representan al pueblo mexicano que cumpliría y haría cumplir el código nacional y todo lo que de este devenga, lo cual ha tenido un costo extraordinariamente sangriento y material, que además de no respetarlo, con la complacencia de seiscientos veintiocho legisladores que día con día el pueblo mexicano paga su salario, sacrificando otras necesidades prioritarias y urgentes, como son la salud y la educación; unos más y otros menos pero al fin al servicio desmedido del Ejecutivo Federal, que conduce por sus actos a nuestro país a un despeñadero irreversible, que día con día desciende hacia el vacío con el más alto costo, como es, la pérdida de vidas humanas por muertes violentas y desapariciones incontenibles, sin que los órganos de la procuración y administración de justicia cumplan con su cometido, aunado a las fuerzas armadas, cuyo comandante si bien es cierto, que despilfarra el erario público en aportaciones a estas últimas, pero que las ha sometido a tratos poco dignos y decorosos, haciéndolas perder la honorabilidad y respeto que mantenían ante la sociedad.

Sumado a la desgracia del gobierno federal, en sus tres poderes, nuestra patria chica padece el miedo, la incapacidad, la ignorancia, la prepotencia de un junior poderoso, altanero, violento y violador de todo el sistema jurídico, que igualmente que el federal, el Congreso local, que ahora en su mayoría son muchachas y que cuando asumieron el cargo, el pueblo les confirió mediante su voto, al Ejecutivo como al total de los Legisladores, que propiamente dicho no legislan, sino que solamente aprueban las ordenes emitidas mediante formatos de iniciativas remitidas por el Gobernador y que por contradictorias que sean a la Constitución y a la propia ley, ante esa mayoría agachona e indigna, concluyen en un final feliz para el mancebo y un terrible perjuicio para la comunidad, que al parecer, compitiendo con el Congreso de la Unión con un espectáculo circense -pésimo por su puesto- mundial y sometido a un capricho absurdo, altamente pernicioso y no obstante de ser un fanático ridículo de las consultas, ni siquiera se intentó consultarle al pueblo el proponerle al Congreso de la Unión el que se violentara la Constitución general de la República, para que en ese berrinche visceral del Presidente, se aprobara autorizarle a las instituciones públicas lo contrario a lo establecido por el mismo Congreso en la Constitución, el que se le autorizara convocar a los ciudadanos, que son los únicos facultados para ello, a que estos participen en el próximo espectáculo populista que se celebrara el diez de abril y que el Instituto Nacional Electoral, está siendo sometido, junto con el Tribunal Federal Electoral, por los caprichos absurdos, innecesarios, trastocados, que cualquiera que sea el resultado, no satisfacerá la necedad de la oligarquía, que aunque regularmente la ejercen varios individuos, en el Federal solamente el Presidente, como aquí en el estado, el Gobernador.

A mi gremio ahí le dejo esta modesta reflexión y si merece algún crédito, vamos proponiendo algo que cambie este estado desastroso de cosas que en particular nos atañe al foro por tratarse de un estado de derecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: