1823, 1923

Por: Luis Rodolfo Morán Quiroz*

Ahora que está por comenzar un nuevo año,
cabe rememorar algunos acontecimientos
de hace doscientos y cien años.

El año de 1823 comenzó en miércoles. Ese año fue bastante prolífico en la producción de Felix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847), pues el compositor hamburgués de origen judío y bautizado cristiano a los siete años de edad, escribió ese año sus sinfonías para cuerdas números 9 (aquí: https://www.youtube.com/watch?v=H0Vq_worgew), 10, 11, 12 y 13, con diferentes tonalidades relativas. Mientras esos violines comenzaban a tocar esa novena sinfonía, escrita entre el 28 de febrero y el 12 de marzo de ese año, Agustín de Iturbide, o Agustín I, abdicó al trono de México el 19 de marzo. Sin haberse enterado todavía de esa noticia, todavía diez días después, el 29 de marzo, en Cartago, entonces capital de Costa Rica, un grupo de imperialistas tomó el Cuartel de Armas y realizaron el primer golpe de estado en ese país y proclamaron la anexión de Costa Rica al Imperio mexicano. Una semana más tarde, los republicanos vencieron a los imperialistas promexicanos en la batalla de Ochomogo. El 21 de julio, Nicaragua y Guatemala se separaron de México.
En un país que apenas dos años atrás había logrado su independencia respecto a La Corona español y en un planeta en el que las noticias tardaban en conocerse, se suscitaría la rebelión de Guadalajara de 1823, en donde el gobierno de Jalisco se enfrentó al imperio mexicano, que logró la victoria de la revolución de Casa Mata. Ese año se declararía la creación del Estado Libre y Soberano de Xalisco. El jalisciense nacido en Guadalajara José María Valentín Gómez Farías (1781-1858) médico y político había apoyado a Iturbide hasta que éste disolvió el Congreso (antecediendo en casi doscientos años al reciente presidente peruano Pedro Castillo, quien creyó que “ahora sí” funcionaría la idea en aquel rumbo), fue un fuerte defensor del liberalismo tras la caída del imperio. Gómez Farías participó en los congresos constituyentes de 1824 y de 1857 y ocupó el cargo de presidente de México en cinco ocasiones. El Supremo Poder Ejecutivo de la Nación Mexicana fue establecido por decreto del Congreso Constituyente el 31 de marzo de 1823y disuelto con el inicio de la presidencia de Guadalupe Victoria el 10 de octubre de 1824. En ese cuerpo colegiado se depositó el poder Ejecutivo entre la caída del primer imperio mexicano y el establecimiento de la primera república federal.
Ese mismo año de 1823, el 2 de diciembre, James Monroe expuso la “doctrina Monroe” que afirma la neutralidad de Estados Unidos en los asuntos europeos y propone que los europeos no se inmiscuyan en asuntos del continente americano. Lo que no obstó para que el sociólogo Immanuel Maurice Wallerstein (1930-2019) afirmara que buena parte de las ciencias sociales se originaron en “esa parte de Europa a la que se suele llamar ‘Estados Unidos’”.
En 1823 nació el poco exitoso inventor y abogado Horace Lawson Hunley (1823-1863), quien murió cuarenta años después, junto con una tripulación de otros siete miembros de su tripulación durante las pruebas de uno de los primeros submarinos de combate, que estaba destinado a apoyar los esfuerzos bélicos del ejército confederado durante la Guerra de Secesión (1861-1865). De hecho, antes del hundimiento del submarino en el que pereció Hunley, había lanzado ya dos submarinos con relativo éxito. El submarino en el que pereció su inventor se había hundido ya una vez antes de la ocasión en que pereció el también ingeniero marino que lo produjo. Tras la muerte del Hunley, el submarino se hundió una tercera vez (en 1824), y nuevamente se llevó consigo a toda la tripulación.
También en 1823, un 11 de septiembre, murió el economista David Ricardo (1772-1823), de origen judío-sefardí, quien, de familia acaudalada, residió en Londres y fue uno de los pioneros de la macroeconomía moderna y de la teoría cuantitativa del dinero. A los 21 años se casó con Priscila Anne Wilkinson, cuáquera y se convirtió para ser miembro de la Iglesia unitaria. Su “amigo” (entrecomillo porque tengo mis dudas de la profundidad de esa amistad) John Louis Mallett comentó que “su total desprecio por la experiencia y la práctica, lo que me hace dudar de sus opiniones sobre economía política”. David Ricardo suele ser invocado por pensadores económicos de muy distinta orientación, desde neoclásicos hasta marxistas, aunque constituye una excepción en cuanto a la participación de los judíos en el desarrollo de ideas en la Ilustración y la Revolución Industrial. Según citan Maristella Botticini y Zvi Eckstein (The Chosen Few. How Education Shaped Jewish History, 70-1492), antes de la primera mitad del siglo XIX los judíos habían privilegiado su participación en los sectores comerciales y financieros.
En 1823, Clement C. Moore publicó el poema A visit from St. Nicholas, que se ha convertido en un tema navideño (conocido también como ‘Twas the Night Before Christmas o La víspera de Navidad) en el mundo cristiano. En ese poema se nombra a ocho renos del trineo de San Nicolás: Dasher, Dancer, Prancer, Vixen, Comet, Cupid, Dunder y Blixem”. El noveno reno (creado por Robert L. May), conocido como “Rodolfo”, no aparecería sino más de cien años después, en 1939, en un librito de colorear publicado por los almacenes Montgomery Ward y su papel era el de guiar el camino de los renos del trineo con su luminosa nariz roja.
El año 1923 comenzó en lunes. Ese año salió a la luz Le langage et la pensée chez l’enfant, de Jean Piaget (1896-1980). En 1924, el mismo autor, tan conocido en los círculos de la pedagogía y la psicología publicó Le jugement et le raisonnement chez l’enfant. Como podemos recordar, Jean Piaget realizó buena parte de sus observaciones respecto al proceso de conocimiento en sus tres hijos (Lucienne, Laurent y Jacqueline), producto de su matrimonio, también en 1923, con Valentine Châtenay.
El 8 y 9 de noviembre se inició y fracasó un intento de golpe de estado en Múnich de parte del Partido Nacionalsocialista Obrero alemán y fueron encarcelados Adolf Hitler y Rudolf Hess.
Ese mismo año nació el político jalisciense Enrique Álvarez del Castillo (1923-2006), miembro de PRI, quien fue gobernador de Jalisco, ministro de la Suprema Corte de Justicia y Procurador General de la República durante la administración de Carlos Salinas de Gortari. En ese entonces se señaló que, como gobernador de Jalisco había protegido al “Cártel de Guadalajara” (o de Sinaloa); por lo que podemos darnos cuenta de que el término “narcogobierno” es posterior a las componendas en tres traficantes de drogas y gobernantes.
Al inicio de 1923, el 4 de enero de 1923, Vladímir Ilich Uliánov (Lenin; 1870-1924) escribió un post scriptum en un documento que suele llamarse su “testamento”, en donde recomendaba la destitución de Iósif Vissariónovich Dzhugashvili (Stalin; 1878-1953). Ni el llamado de Lenin ni las plegarias convocadas por el papa Pío XI ese mismo año para evitar una nueva guerra fueron atendidos. Como bien sabemos, Stalin permaneció en el poder durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y después de esas oraciones de 1923 los poderes divinos han permitido muchos otros conflictos bélicos.
El 20 de julio de 1923 fue asesinado José Doroteo Arango Arámbula (Pancho Villa; 1878-1923), en el camino de la Hacienda del Canutillo, Durango, hacia Parral, Chuhuahua. De Pancho Villa, además de sus hazañas como revolucionario, ladrón y supuesto justiciero, se cuenta que se casó legalmente unas setenta y cinco veces, aunque los gobiernos mexicanos han reconocido como “esposas legítimas” a Soledad Seáñez Holguín, Luz Corral, Manuela Casas y Austreberta Rentería.
Ese año de 1923, el austriaco Felix Salten escribió la conocida historia de Bambi (Bambi: Eine Lebensgeschichte aus dem Walde), publicada en Berlín. Se publicó en inglés por primera vez en 1928 y la primera película animada de este personaje se estrenó en 1942. En 1923 se publicó también la segunda novela de Agatha Christie (1890-1976) en la que aparecería el detective Hercule Poirot (The Murder on the Links-Asesinato en el campo de golf).

*Doctor en Ciencias Sociales. Profesor-investigador en el Departamento de Sociología de la Universidad de Guadalajara. [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: